Cuando no tienes claridad y enfoque en lo que quieres, puede ayudarte empezar haciendo primero una lista de lo que no quieres y, a continuación, rehacer la misma lista en positivo, es decir, indicando lo que sí quieres, de esta forma tendrás posibles objetivos para que puedas valorar qué es lo importante en este momento para ti y priorizarlos según tus valores.

Para que un objetivo sea alcanzable es preciso que cumpla varias condiciones: debe ser un objetivo concreto y específico, realista, cuantificable , desafiante, temporalizado y que dependa 100% de ti.

Establece a continuación un plan para pasar a la acción , hazlo a largo plazo ( a 1 año ) y luego desglósalo en plazos más cortos para que puedas ir avanzando con objetivos semanales y diarios, de esta forma te será más sencillo y te sentirás motivado para avanzar.

 

¿Deseas hacer crecer tu empresa rentable, consciente y saludable?
más información
The following two tabs change content below.
Coach, economista, formadora e impulsora del mindfulness en las empresas

0

Tu carrito