El estrés es la pandemia del siglo XXI. Emprendedores y empresarios que crean su propio negocio y cargan con un sinfín de preocupaciones, responsabilidades y temores: cómo conseguir más clientes, cómo conseguir mejores resultados, cómo gestionar la incertidumbre…

La buena noticia es que estar más o menos estresado depende de uno mismo. Este hecho parece un tópico, pero es una realidad que demasiadas veces olvidamos. Delante de una misma situación, podemos elegir en cada momento la actitud con la que queremos afrontarla.

“El dolor es obligatorio, el sufrimiento es opcional”

A continuación, te compartimos algunos consejos clave para gestionar el estrés laboral de forma saludable:

Conecta con el presente

Funcionamos en “piloto automático”, vivimos desconectados de nosotros mismos. Sin darnos cuenta, perdemos de vista lo más importante: estar en el “aquí y ahora”. Muchas veces, tenemos la mente en pensamientos del pasado o del futuro, y olvidamos por completo el momento presente.

¿Qué pasa cuándo piensas demasiado en el pasado? Piensas en todo lo que pudo ser y no fue, te arrepientes por decisiones que tomaste y recreas situaciones que te gustaría volver a vivir o, por el contrario, olvidar para siempre.

Si permites que los pensamientos del pasado se repitan una y otra vez, no te dejas vivir en el presente. ¿Recuerdas cuando Rafiki le pega con el bastón a Simba en una escena del Rey León? Cuando el sabio babuino intentó asestar otro golpe, el león esquivó el ataque. La lección que nos queda es que “el pasado puede doler. Puedes huir de él… o aprender”.

Por supuesto, vivir en el futuro de manera ansiosa, anticipándote por lo que aún no ha ocurrido, preocupándote una y otra vez, también te aleja del “aquí y ahora” y te genera constante estrés.

Permítete fluir en cada momento con lo que hay, confía en tus recursos y capacidades, el pasado y el futuro sólo en la justa medida, y de la manera que es útil para ti.

Para vivir en el presente, practica el mindfulness.

Descansa

Una mente saludable empieza por un buen estado físico. Es importante que el cuerpo esté relajado y descansado. De lo contrario, nuestras funciones psicológicas también se alteran y cumplir con las responsabilidades diarias se convierte en una misión imposible.

Necesitas cuidar tu descanso, es esencial dormir las horas de sueño necesarias para empezar el nuevo día con plena energía. Ten buenos hábitos antes de acostarte: evita que el ordenador, el móvil, el televisor se prolonguen hasta el momento justo de irte a dormir, revisa tus rutinas y adquiere hábitos saludables.

Por supuesto, la alimentación y el ejercicio físico son también dos factores imprescindibles en nuestra vida. La combinación de una dieta sana y equilibrada, junto con la práctica de ejercicio regular, mantendrán tu cuerpo y mente en plena forma.

Cuida tu perspectiva

¿Te has parado a analizar dónde enfocas tu atención? Si piensas continuamente que estás estresado, que tu negocio no tendrá éxito o que no eres capaz de afrontar nuevos retos, creas desde ahí tu realidad, porque tus emociones, decisiones y acciones serán en esa sintonía.

Entrena tu atención, puedes elegir poner tu atención en los problemas, lo que no funciona, las dificultades; o por lo contrario, abrir la mente a las posibilidades, retos y oportunidades, en lo que sí funciona y por supuesto, en lo que depende de ti y puedes cambiar para conseguir lo que deseas.

Elige un momento del día, al amanecer o al acostarte,  haz una lista de las cosas por las que te sientes afortunado: tienes agua caliente, luz, comida, .. y sin duda muchos logros que has conseguido hasta ahora.

Muchas veces no le damos importancia a todo lo bueno que tenemos. La gratitud abre la puerta a recibir más de eso por lo que te sientes agradecido.

¡Un abrazo y hasta pronto!

Mònica

 

recursos libertad financiera ebook

The following two tabs change content below.
Coach, Economista e impulsora de Mindfulness en las empresas.

Latest posts by Mònica Moles (see all)

0

Tu carrito