Fue creada en 2010 y en abril 2012 tenía ya más de 100 millones de usuarios activos y más de 300 millones en diciembre de 2014.

Empezó siendo una red social de «selfies» y comida. Hoy se ha convertido en una plataforma con más de 800 millones de usuarios activos.

Están en ella negocios de la gran mayoría de sectores, porque ¿quién no tiene hoy en día la aplicación de Instagram descargada en el móvil?

Merece pues la pena prestarle atención y crear tu propia comunidad de seguidores, ¿no crees?

Como todas las plataformas, crecen y evolucionan muy rápido. Antes Intagram daba mayor visibilidad a las publicaciones más recientes, sin embargo ahora el algoritmo favorece a las que tienen más interacción con tu marca y tus contenidos.

Así que la clave es saber cómo destacar, llamar la atención de tu público en esta plataforma con tanto ruido.

Sigue estos consejos para conseguirlo si no quieres perder más tiempo investigando:

Genera compromiso

Antes de empezar a escribir y publicar respóndete:

A quién te diriges

Qué le interesa

Qué pasa en tu sector

Qué pasa en el mundo

Qué objetivo tienes con tu publicación

Elige una imagen en sintonía con lo que quieres transmitir

Recuerda que Instagram es una plataforma en la que destacan los contenidos muy visuales.

Con la imagen llamas la atención y con el texto, retienes a tu audiencia.

Cuida el copy

Elige bien las palabras que utilizas, haz que sean coherentes con el tono de tu marca 

Fíjate en las primeras palabras que escribes, esas que se ven antes de darle clic al +.

Son como el titular de un artículo de tu blog o el asunto de un correo electrónico. Es la parte más importante, la que hará que tu público se detenga a leer tu publicación o pase invisible a sus ojos

Aquí tienes varias fórmulas que despertarán su curiosidad para seguir leyendo más:

-Haz una pregunta que hurga en la herida del problema que tiene tu cliente

-Haz una afirmación categórica que haga que tu audiencia se detenga al momento para leerla

-Ofrece datos, investiga y demuestra tu autoridad en el sector

-Incluye el testimonio de un cliente que ya ha trabajado contigo

-Explica una historia relacionada con lo que quieres comunicar, el storytelling  es uno de los recursos más persuasivos 

-Habla sobre un tema del que nadie se ha atrevido a hablar antes

-Comparte algo que sucede entre bambalinas en tu negocio, despierta curiosidad

-Sorprende a tu audiencia empezando con algo que no tiene nada que ver 

Y recuerda genera siempre cercanía con tu audiencia. Muestra el lado humano de tu marca y crea vínculo emocional.

A continuación escribe el resto del texto

-Utiliza un lenguaje conversacional, como si estuvieras con tu cliente hablando de tú a tú. Esta es la forma de conseguirlo:

-Háblale en 2ª persona del singular

-Hazle sentir único y especial

-Sitúale en el centro de la conversación, deja de lado a ti y tu marca para más adelante

– Evita los tecnicismos, elige palabras fáciles de entender

-Intercala preguntas en tu texto para implicarle

-Trabaja el ritmo del texto combinando frases largas y cortas, dale vida al texto

-Utiliza metáforas, le ayudará a imaginar lo que le quieres decir. Las metáforas dibujan ideas que son fáciles de comprender, recordar y asociar con tu marca

-Cuida la imagen visual de tu texto. Escribe párrafos de no más de 2-3 lineas

-Aprovecha los emoticonos, harán que tu audiencia interactúe más

-Incluye varios hashtags para que te encuentren fácilmente. Elige bien, que sean relevantes y no genéricos

Finalmente, cierra el texto con la llamada a la acción

Dile qué quieres que haga tu audiencia después de leerte. Si no se lo dices claramente, nunca lo hará.

Un secreto, funciona muy bien dejar una pregunta para que deje su opinión sobre algo que has contado

Y ahora dime, ¿hay algún aspecto que tal vez estabas pasando por alto?

The following two tabs change content below.
Coach, economista, formadora, copywriter, instructora de mindfulness y meditación

0

Tu carrito