Si bien hay quien piensa que hoy en día nadie lee y que los artículos de blog no funcionan como estrategia de marketing, lo cierto es que a Google le encanta. Y si sabes cómo responder a lo que tu público está buscando, con información interesante, distinta a la que ya existe y con palabras que le mueven a pasar a la acción, te ayudará a posicionarte en los buscadores y hacer que te encuentre fácilmente.

Y es que no se trata de que llenes tus artículos de blog con frases poéticas ni tecnicismos, sino que escribas de forma conversacional, como si estuvieras hablando de tú a tú con un cliente. Con palabras concretas que le ayuden a hacerse una idea clara de lo que le quieres decir, es la mejor forma de conectar y ganarte su confianza.

Los artículos de blog te ayudan a mostrar de qué modo puedes ayudar a tu cliente, atraer su atención y hacer que quiera saber más. En otras palabras, son el modo de empezar a darte a conocer más de cerca y reducir el tiempo que necesita quien te lee para convertirse en cliente

Cómo escribir los artículos de blog para generar más ventas

Escribe contenido interesante y relevante para tu público.

Fíjate, nadie va a destinar tiempo a leer algo que no le aporta ningún beneficio. Ya sea entretenimiento, información o aprendizaje.

Y mejor si combinas contenido con distintos enfoques, para evitar que tengan siempre el mismo formato y suenen repetitivos. Si cuentas una historia y le añades unas conclusiones a modo de aprendizaje en un artículo de blog; podrías en otro hacerlo más descriptivo o utilizar un tono más periodístico.

Evita ser previsible, es uno de los mayores enemigos si quieres atraer a tu público y generar más ventas.

Haz que tu contenido sea útil, que le ayude a mejorar su vida de algún modo.

Cómo escribir un artículo de blog que te posicione en los buscadores

El orden en que ordenas los distintos elementos de tu texto influye en el impacto que generará en el lector.

Si quieres que posicionarte como un auténtico experto y transmitir confianza, sigue una estructura de menor a mayor:

1-El titular

 Sin duda es lo primero que va a leer tu público, así que escribe titulares cortos y ve directo a su “punto de dolor” (lo que más necesita, lo que le preocupa, lo que teme que suceda, ..) o a su mayor deseo. Sé concreto, el objetivo es llamar su atención en 2-3 segundos.

Por eso es imprescindible que antes de empezar a escribir, conozcas bien quién es tu cliente, sólo de este modo sabrás cómo empatizar con él.

2- La imagen

De nada te servirá una imagen que no acompañe al texto y refuerce el contenido. No se trata de decorar la publicación y hacer que sea bonita, sino que despierte el suficiente interés para que tu audiencia se detenga y quiera saber más.

3- La introducción

Una vez has conseguido que te preste su atención, dile en pocas palabras por qué le interesa leer tu artículo, evita que se vaya a la tercera línea de tu artículo, porque no volverá más tarde.

4- La estructura

Haz que tu lector se quede para que llegue hasta el final.

Lo que mejor funciona es el lenguaje conversacional, hablarle de tú a tú y utilizar preguntas para que se sienta parte de esa conversación.

Usa los subtítulos a lo largo del texto: los primeros son para dividir y los segundos para enriquecer.

Con los subtítulos aligeras el contenido y mantienes su atención. Le dan estructura, facilitan la lectura, remarcan las ideas principales y sólo con los subtítulos se quedará con las ideas principales.

Haz que el ritmo sea variado, dale vida al texto alternando palabras en negrita, viñetas, frases largas con frases cortas. Evita que se aburra y deje el artículo a medias o se distraiga con otros pensamientos que le interesan más.

5- La conclusión

Termina el texto ofreciéndole al lector la idea principal que quieres que se lleve de tu artículo, añade un pequeño resumen al final del texto.

Lee de nuevo el título y asegúrate que cumple con lo que le habías prometido. En otras palabras, que da respuesta a sus expectativas, sino la próxima vez, por más bueno que sea tu publicación, no querrá perder el tiempo con algo que nada le aporta.

6- La llamada a la acción

Es el momento de decirle al lector lo que quieres que haga después de haber leído el artículo. Si no incluyes una llamada a la acción que le impulse a hacer algo, nunca lo hará.

Para ello pregúntate antes de escribir, qué quieres conseguir con tu artículo, y díselo claramente en tu última frase.

Te dejo unos ejemplos:

1-¿Quieres saber más consejos sobre escritura persuasiva? Este otro artículo te puede interesar.

2-¿No tienes tiempo para escribir los artículos de tu blog? Puedo ayudarte, contáctame y vemos juntos cómo solucionarlo.

3-¿Quieres aprender de forma práctica cómo escribir tus próximas publicaciones en redes sociales? Inscríbete al nuevo taller de copywriting y llévate las claves con un sinfín de ejemplos para acelerar el deseo de compra de tus clientes.

The following two tabs change content below.
Coach, economista, formadora, copywriter, instructora de mindfulness y meditación

0

Tu carrito